Titulares

viernes, 18 de enero de 2019

Es urgente detener erosión en playas de Bávaro, según expertos

Bávaro. En los últimos días, el fuerte oleaje que usualmente se pone de manifiesto durante estos meses en toda la línea costera del país, agrava el estado de erosión de las playas de Bávaro, uno de los polos donde se concentra la mayor inversión turística muy concurrida por nacionales y extranjeros. 

Esto ha traído como consecuencia que muchos de los complejos hoteleros, que hacen vida en la zona, coloquen grandes sacos de arena como parte de la ejecución de medidas tomadas para prevenir que las olas impacten contra sus establecimientos. 

Por tal razón, expertos en el área ambiental han alertado a las autoridades para que, a la mayor brevedad posible, sea aplicado el tan esperado Plan de Regeneración de Playas, anunciado por el Ministerio de Turismo y que está previsto inicie este año, en varios de los litorales de Verón-Punta Cana, contemplando además una reducción en los niveles de erosión. 

Desde hace varios años áreas de playas de El Cortecito y Bávaro se han ido erosionando, pero en el caso de Arena Gorda el agua penetró a lugares que los vendedores artesanales de la Asociación de Vendedores de la provincia La Altagracia (Asavepa) nunca habían visto en más de una década de trabajo en el lugar. 

Los grandes sacos de arena incluso han llamado la atención de los turistas, quienes se suben y caminan sobre ellos, conscientes de que están puestos en el litoral para tratar de minimizar la llegada de la ola hasta las instalaciones hoteleras o comerciales. 

ESTUDIO DE LA UASD 

Actualmente, el Centro de Investigación de Biología Marina de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (Cibima), junto a la Universidad de Puerto Rico, está realizando el proyecto de investigación titulado “Impacto del Cambio Climático y de las Actividades Antropogénicas sobre la Geomorfología de las Playas de Bávaro-Punta Cana, República Dominicana”. 

Los estudios preliminares ya alertan sobre el fenómeno erosivo de las arenas pertenecientes a importantes playas ubicadas en la zona Este del país y además exhorta al Estado a aplicar medidas urgentes que permitan frenar los efectos del alto oleaje. 

La bióloga Gladys Rosado, una de las investigadoras de este proyecto, precisó que el estudio de las características de las arenas, el diámetro de sus granos y su composición, permite comprender los procesos que causan la erosión, para determinar si es de origen terrígeno o biogénico (producido por organismos vivos), debido a que éstos son indicadores de los cambios geomorfológicos que sufren las playas. 

Resaltó que en los resultados preliminares al proyecto, varios de los investigadores que forman parte de su equipo de trabajo, determinaron que en cuanto al perfil de playa se observó que en los meses de invierno la zona estudiada presenta una mayor erosión, y en los meses de verano refleja acumulación. 

En sus conclusiones, afirman que la distribución del tamaño de grano osciló entre 500-90 micrones. El tamaño de grano encontrado en mayor cantidad fue de 250 micrones, que corresponde a un tamaño de arena mediano. 

“Los resultados reflejan que las playas que presentan mayor diámetro o tamaño de grano (500 micrones) son Bávaro y Cabeza de Toro, y que los más pequeños están en El Cortecito (125-90 micrones), interpretándose que mientras más fino es el grano de arena, mayor es la tendencia erosiva; y que mientras más grande es el tamaño del grano, menor es la tendencia a la erosión”, explicó Rosado en base al proceso investigativo desarrollado. 

A su juicio, la erosión costera es un fenómeno que ocasiona un retroceso del litoral y que se origina por la interacción de los procesos climáticos, hidrodinámicos, sedimentarios y las actividades humanas, añadiendo que esas acciones en los ambientes costeros están sujetas a cambios que varían ampliamente en la escala geográfica, de tiempo y su duración. 

MAYOR PREOCUPACIÓN 

Para el geólogo Osiris de León, el Ministerio de Turismo debe centrar sus esfuerzos en la aplicación de planes, en conjunto con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, te los efectos negativos de la erosión 

. “Es necesario manejar un programa integral de toda esa franja litoral, a los fines de reponer las arenas que han sido erosionadas, previa corrección del problema de la erosión que está generándose en la zona. 

Lo primero es que hay que chequear la velocidad de las corrientes y los oleajes, para ver si hay obstáculos, que no estaban hace algunos años y generan una redirección de la corriente marina, socavando la playa”, destacó De León. 

Sostuvo que el Plan de Regeneración de Playas debe contar con un programa de recolocación de la arena que ha sido erosionada y que el desgaste de los litorales amerita de atención urgente por parte de los Ministerios de Turismo y Medio Ambiente. 

El geólogo señaló que todas acciones implicarán de medidas económicas, puesto que dragar arenas de fondos marinos para colocarla en otro lugar y cambiar los patrones de erosión con intervención local va a obligar a trabajar con ingenieros de costas, biólogos y otros profesionales del área ambiental. 

En tanto que, el biólogo Luís Carvajal, coordinador ambiental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), indicó que en el Este del país tiene que establecerse un centro de investigación, donde se evalúen aspectos asociados a los fenómenos del mar. 

“Se debe tomar en cuenta que cuando se aplican medidas de ordenamiento territorial, siguiendo los montos de inversión y no de una planificación estratégica, entonces se apunta a reforzar tendencias negativas. Si quieren estabilizar las playas, hay que comenzar con los corales y evitar fenómenos de sobre fondo”, puntualizó. 

Carvajal aseguró que una de las características particulares de la erosión es que las arenas van de un sitio a otro porque no se evaporan, lo cual tiene que ser una dinámica profundamente estudiada y cuya información se maneje en los diferentes actores turísticos. 

A su juicio, durante todos estos años ha puesto en duda muchos de los planes de intervención anunciados ya que no son sustentados en esquemas continuos de investigación con alto contenido científico. 

“Para mí una de las acciones fundamentales es establecer un centro de investigación marina, en constante monitoreo, que son medidas de bajo impacto económico y que generarían grandes aportes al desarrollo costero”, dijo el coordinador ambiental de la UASD. 

DETALLES DEL PLAN 

El Ministerio de Turismo prevé ejecutar el Plan de Regeneración de Playas, durante el primer trimestre de este año, el cual tiene una inversión de 777 millones de pesos, previsto en el Proyecto de Presupuesto General del Estado y que abarca 11 litorales a nivel nacional, incluyendo los del Distrito Verón-Punta Cana. 

El viceministro de Asuntos Internacionales de este ministerio, Fausto Fernández, informó que este plan fue confeccionado de la mejor manera y que constituye una iniciativa del Gobierno dominicano para restaurar las playas que han sido afectadas por la erosión. 

Reiteró que el plan será iniciado en el primer trimestre de este año y que la empresa ganadora de la licitación para ejecutar estos trabajos es Acciona-DC, cuyo proceso de escogencia se realizó con transparencia, tomando en consideración que es una compañía especializada en lo que respecta a trabajos técnicos de regeneración de áreas de playas. 

Las playas que serán intervenidas en Verón-Punta Cana son Arena Gorda, El Cortecito, Cabeza de Toro y Macao, que según estudios realizados presentan una situación de erosión considerable y que incide negativamente en la oferta de destino que implica República Dominicana. 

Fuente www.eltiempo.com.do
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario